Sánchez compara la invasión rusa de Ucrania con «un hombre maltratando a una mujer»

Sánchez compara la invasión rusa de Ucrania con «un hombre maltratando a una mujer»

Guerra en Ucrania Putin anuncia el envío de 300.000 reservistas a la guerra y amenaza a Occidente con armamento nuclear Análisis Putin retoma el chantaje nuclear

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se sumó ayer a la condena internacional a la convocatoria de referendos para la anexión de parte de Ucrania por Rusia. «No deja de ser una huida hacia delante de Putin en una estrategia que desde el primer momento se ha demostrado fallida», dijo Sánchez en Nueva York, donde está participando en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Sánchez acusó a Rusia de «tratar de volar por los aires el orden mundial» y afirmó que Putin «no se va a salir con la suya». El presidente del Gobierno afirmó que «las crisis se superponen: no acabamos de salir de una y ya estamos en otra», en referencia al Covid-19 y a la invasión de Ucrania, respectivamente. El presidente recordó cómo el ataque ruso le pilló por sorpresa cuando el llamó «Pepe Borrell» (el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell) por la noche el 24 de febrero para informarle de que Putin estaba invadiendo su vecino del sur. «Hasta entonces prácticamente nadie creía que pudiese producirse una guerra en Ucrania, en Europa», dijo Sánchez, que comparó a Rusia y a Ucrania con «un hombre maltratando a una mujer».

La comunidad internacional advirtió este martes que no reconocerá la anexión por Rusia de los territorios ocupados a Ucrania, igual que tampoco hizo con Crimea, que Moscú decidió declarar parte de su territorio hace ocho años, en una medida que solo ha sido legitimada por las dictaduras de Cuba y Nicaragua.

Una de las palabras más repetidas para referirse a la iniciativa ha sido «farsa», empleada por el canciller alemán, Olaf Scholz, y por el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha dicho que «si no fuera trágico, sería una parodia». El consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jack Sullivan, ha afirmado que la estrategia que subyace a la anexión «es una respuesta a las victorias de Ucrania en el campo de batalla y una manera de prepararse para adoptar posibles medidas para decretar una movilización«. Estados Unidos lleva meses considerando probable tanto que Rusia convoque referéndum en las regiones ocupadas como la movilización, total o parcial, de su población para combatir en Ucrania.

Las respuestas en el terreno práctico, sin embargo, han sido mucho más cautelosas, probablemente porque nadie sabe lo que Putin planea más allá de la anexión. Fuentes anónimas de la Unión Europea citadas por el diario ‘Financial Times’ ha indicado que, si Rusia decide extender su soberanía a los territorios ucranianos de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón, habrá una nueva oleada de sanciones internacionales contra Moscú. La cuestión, no obstante, es qué tipo de sanciones, dado que la propia UE no ha sido capaz de ponerse de acuerdo para impedir la entrada de ciudadanos rusos en su territorio, y los planes del G-7 de imponer un ‘techo’ al precio del petróleo ruso siguen sin estar detallados.

Deja una respuesta