La selección española ha vuelto al trabajo en este nuevo parón internacional clave por su proximidad al Mundial de Qatar, y lo ha hecho introduciendo una nueva mejora que facilitará la labor de Luis Enrique durante los entrenamientos. El seleccionador seguirá dando instrucciones desde el andamio, pero ahora no gritará, pues guiará a sus hombres mediante un walkie talkie.

«Koke solo tienes que bajar a apoyar cuando tenga necesidad de entrar, si no te quedas», indica el asturiano al centrocampista del Atlético de Madrid con un susurro al aparato en el vídeo compartido en las redes de La Roja. Y estas instrucciones del máximo mandatario del vestuario viajan hacia un receptor que los jugadores portan en la espalda, sujeto al ya conocido peto de entrenamiento.

De la misma forma se dirige al resto: «Más atrás, Gavi, más atrás» o «Álvaro ha bajado tu interior, tienes que bajar a apoyar», aunque en el vídeo compartido se aprecia como todavía como, en algunos momentos, el seleccionador recurre al método tradicional.

Con la voz de Luis Enrique literalmente en la nuca, los jugadores preparan ya los dos encuentros que les restan de la fase de grupos de la Liga de Naciones, ante Suiza el sábado (20.45 h) y ante Portugal el próximo martes (20.45 h).